jueves, 26 de febrero de 2015

Perejil fresco siempre a mano


Os voy a contar un truco para tener siempre a mano perejil fresco picado, ideal para echar a los empanados, hacer un ajoaceite para echar sobre una sepia, o para lo que necesitéis.

Siempre que vayas al frutero o pescatero de tu barrio pídele un poquito de perejil, y cuando llegues a casa lávalo y córtalo con la tijera o con un cuchillo a trocitos y guárdalo en un bote de cristal dentro del congelador.

Cuando necesites un poco solo tienes que abrir el bote y utilizar el que necesites, se descongela rápidamente y notaras que huele a recién cortado.

Con este sencillo truco siempre tendrás en casa perejil recién cortado, también puedes tener otros botes con otro tipo de hierbas que utilices, yo estoy pensando mientras escribo esto que también lo voy a hacer con la menta, para tener siempre que vengan amigos a casa y surja hacer un mojito.

No hay comentarios:

Publicar un comentario